Yo de letras, tú de ciencias

12 Mar

empatia
Soy de letras, no de ciencias,
los números nunca fueron lo mío.
Sé que cada vez que te pongo un papel,
sobre la mesa, te inflingo
el más cruel de los castigos.

Soy de letras, no de ciencias
nunca podré de llevar la cuenta
de todos los besos que te he pagado
y no has probado, de cada guerra
en que me has abandonado.

Calculas los límites al infinito
me ahogo en la trigonometría
tal vez tenías razón cuando decías
que esta tangencia nuestra tiende al olvido.
Soy de letras, no de ciencias
para tí nada puede acabar,
pero yo mantuve los pies siempre en la tierra
y no me dejé perder en mi propia espiral.
Yo de letras, tú de ciencias
así que no supe calcular
que nos encontrábamos como en una novela
y como autora puse el punto final.
By Nessa Montañés 
Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual de Valencia
Anuncios

Bipolar

15 Ene

Si, creo que se le ha ido el tiesto, la cabeza para ser exactos. Está haciendo cosas muy raras últimamente. Yo lo veo y no puedo decir nada pero reconozco que no me gusta para nada su actitud. Este amigo, a veces se desdobla y se mete en las vidas de otros, algo que no me parece correcto y que está afectando incluso a sus relaciones personales.

Y diréis porqué ella no puede decir nada, porque ella o sea él, o sea yo, somos la misma persona.

Cinco cosas que las mujeres prefieren antes que el sexo

5 Ene

antes-que-el-sexo

El sexo es salud. El sexo es placer. El sexo es amor. El sexo puede ser muchas cosas, pero no lo es todo. Según varias encuestas e investigaciones, las mujeres disfrutan más al hacer estas actividades: Tener tiempo para ellas, dormir, come chocolate, usar el smartphone y leer o mirar la televisión.

¿Estás de acuerdo con el listado? ¿Cuál es la actividad que más disfrutás hacer? ¿En qué puesto de tu ranking personal ubicarías al sexo?.

Es curioso pero en mi caso y pensándolo un rato creo que por predisposición a hacer varias cosas a la vez en esta vida y siempre bien hechas, estaría teniendo sexo en mis ratos ratos libres, dormida soñando con George Clooney mientras me como una tableta de chocolate con la tele puesta y leyendo con el móvil la aplicación de watpad y para colmo tendría cinco o seis orgasmos, porque todo junto debe de ser la leche.

Feliz 2015

2 Ene

Diez cosas sencillas que me hacen (harán) feliz y que le pido a 2015:
1) Felicidad, siempre, que nunca les falte, a mis hijas, ya que si ellas son felices, Carlos y yo también lo somos.
2) Amigxs con quien alargar las sobremesas. Lxs tengo pero lo que quiero es verlxs más este año.
3) Autorxs por descubrir que me devuelvan amores sólidos. Ahora mismo mi reciente descubrimiento es Marta Rivera de la Cruz y os confieso que su libro “Hotel Almirante” me ha gustado mucho. He leído críticas de todo tipo, pero me quedo con la mía, un libro sencillamente maravilloso.
4) Atrevimiento para decir alguna vez que no. Lo de la asertividad es algo que me cuesta pero me da que este año le pillo el punto.
5) Zapatos planos y cómodos para pasear sin rumbo y libertad para caminar y descubrir cosas. Esto se lo he copiado a Care Santos, una de mis escritoras favoritas, ya que me gustaría poder hacer un viaje, a un rumbo desconocido, o conocido quien sabe, tal vez Salamanca. Sé que a mi marido le encantaría ir allí. Bueno, a mí también…
6) Trabajo, que no le falte trabajo a Carlos. Me gustaría que pudiera trabajar de lo que le gusta, de fontanero, pero es tan dificil. Bueno sabéis qué, pues que se quede como está en estos momentos.
7) Silencio bibliotecario para mí (el mejor) para poder seguir trabajando en este mundo que me gusta. Lástima que solo quede mes y medio de disfrute. pero quien sabe… Igual Rita nos da un poco más de tregua. Rezaremos a Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita. (Lo que pasa es que no soy muy católica).
8) Muchas ganas de contar lo que me muero de ganas de contar y sobre todo sabiduría para saberlo plasmar (antes se decia en un papel, ahora en un ordenador). Poder autopublicar mis Vanecardias.
9) Muy importante: olvido para la gente que no quiero en mi vida. Qué la den…
10) Futuro que conjugar en compañía con mi familia. Carlos, las nenas y mis gatetes. Futuro, progreso y crecimiento.
Es decir, más o menos lo de siempre, pero por escrito.

Reencuentro con Esther

30 Dic

Esther, mi amiga del instituto, entre lágrimas me explica sus últimos dimes y diretes. Me comenta que de pequeña le dijeron sus padres que no contara sus problemas, que no los exteriorizara, que los guardara para sí y así le ha ido en la vida en sus relaciones. En todas ha tragado y digerido traumas por no relacionarse ni descargar confidencias en nadie. No es madre, a día de hoy con casi cuarenta años está sola. También es cierto que no ha sentido la llamada de la maternidad. Casi que mejor sino se vería atada a algo.

Me dice también que agradece lo que ella llama la casualidad de la vida que ha hecho que nos volvamos a encontrar, yo trabajando de camarera en este hotel de cuatro estrellas y ella como cliente del mismo.

Cansada de todo ha decidido huir y dejar atrás su pasado. No ha podido recalar en lugar mejor, ni en mejores vistas que las que tiene seguramente su habitación. Estoy segura de que aquí, en este lugar, conseguirá al menos aclarar ideas.

Salgo de la barra y le doy un abrazo muy grande, consolador. Ella me mira mientra prosigo mi trabajo escuchando al próximo cliente, que nos mira un poco atónico, aunque no demasiado aquí nadie se asombra de nada y a este hombre le pongo a mi libre albedrío un café y un macaron. Me mira conforme, su sonrisa lo demuestra.

24 horas

29 Dic

NESSA

24 horas, es el tiempo que ella le da a partir de ahora…

Su vida está en juego en la cuenta atrás, él solo tiene 24 horas para demostrarle que la quiere de verdad, demostrar que se la merece y que es el tipo de persona que quiere ella a su lado. Si en estás 24 horas él no lo consigue, ella pasará página y desaparecerá de esta ciudad, Valencia, que la ha tratado con tanta hipocresía durante unos años.

Ella confía ciegamente en que él pueda ser capaz de hacerlo aunque el mundo se obstine en dudarlo, ella espera se equivoquen… Todo queda a merced del tiempo, del destino… Pero, si nada cambia en 24 horas ella jura olvidarlo todo.

Ver la entrada original

Nadie olvidará a Lola en nuestro hotel

29 Dic

Lola ha fallecido de madrugada en nuestro hotel y ha dejado escrito como quiere que sea su funeral. Principalmente desea que haya lágrimas, porque no hay nada más triste que un funeral sin lágrimas, pero también deben de haber risas, porque la vida sin risas no vale la pena y la muerte menos. Ha dejado escrito también que no quiere que se lamente su muerte, que quede claro, que se aplique y se celebre lo que ella fue, lo que hizo y lo que vivió. Con sus noventa años pide que los asistentes bromeen, cuenten chistes, cuentos… porque quien la conocía en vida sabía lo que ella amaba los cuentos.

Quiere un velatorio tipo irlandés desde que comience a ponerse el sol hasta bien alargada la noche, debe oírse el rumor del mar, cosa que cumple nuestro hotel. Debiendo de servir ron, whisky y gin tonics sin parar a los asistentes, ya que tienen que acabar borrachos de alcohol, lágrimas, risas, música y sal de mar hasta la madrugada.
En cuanto a música debe de sonar habaneras, cantadas por guapos marineros vestidos de blanco. Quiere que todos los que vengan a decirle adiós canten “el meu avi”, su preferida.
Las cenizas desea se esparzan al llegar al medio día en el mar, en silencio.
Quiere que sea un día de celebrar la vida.
Nadie debe olvidar jamás el día en que se le dijo adiós a Lola.